Mitos y verdades de los masajes reductores

Algunas optan por los de relajación, porque ayudan a liberar tensión acumulada. Otras los usan para adelgazar. Aquí develamos sus verdadera ventajas ¿Funcionan?

Gloria Pérez, esteticista integral, explica que los masajes ayudan a “mejorar la circulación, movilizar las adiposidades y toxinas” del cuerpo. Incluso, “a través de movimientos fuertes, en forma circular y hacia arriba, se busca desplazar la grasa hacia la zona donde estén ubicados los ganglios linfáticos, para que esa grasa sea eliminada a través de la orina”.

Es común escuchar a algunas mujeres que comentan: “Cuando dejé de hacerme masajes, la piel se me puso flácida”. La especialista señala que para ver los efectos de los masajes es indispensable combinarlos con ejercicios, dieta e ingerir grandes cantidades de agua al día. “Los masajes tienen que ser considerados como un complemento para verte mejor, no como la única herramienta para perder peso”.

Verdades sobres los masajes reductores

¿Si luego de los masajes te salen hematomas, es porque maltrataron tu piel o porque así es más efectivo?

-Cuando aparecen “morados” o hematomas en la piel, es porque el terapista no realiza los movimientos adecuadamente. Está trabajando la piel y no la grasa.

¿Cualquier persona puede optar por los masajes?

-Por lo general, los masajes se hacen en las piernas, glúteos, espalda y abdomen. No todas las personas pueden considerarlos una opción. Por ejemplo, las personas con flacidez, en lugar de practicarse masajes deben buscar reafirmar la piel. El drenaje linfático sería una buena opción.

¿Cómo determinar cuándo una terapista es buena?

Cuando mueve sus manos sin demasiado esfuerzo, con facilidad. Si una terapista coloca las manos en tu piel y apenas te roza te provoca dolor, no es la mejor profesional.

¿Los masajes adelgazantes siempre duelen?

Sí. Los masajes ciertamente son dolorosos, pero depende del tipo de grasa que tenga la persona. Al comenzar las sesiones, deben hacerse de forma muy suave, para no hacer daño.

¿Cuál es la frecuencia ideal?

-Interdiarios. Al hacerlos todos los días se daña la piel y hay que dejarla respirar y que la sangre fluya de manera correcta.

Articulo extraido de https://us.emedemujer.com/bienestar/belleza/mitos-y-verdades-de-los-masajes-reductores/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*